Eostre – Ostara, diosa – fiesta anglosajona: la fertilidad en el equinoccio de primavera.


Eostre es el confuso nombre de una diosa anglosajona de la fertilidad, etimológicamente vinculado con las  palabras para “este” y “brillante”,  el término puede ser interpretado como el “brillo del este”. La información y evidencia referente a un supuesto culto es tan escasa y en la mayoría de casos contradictoria, que muchos estudiosos sostienen  que el nombre no correspondería a una diosa, sino que Eostre sería otra versión de Ostara, que es el nombre de un día de fiesta.

Eostre y Ostara  tienen la misma raíz en la palabra “east” (Este), el  punto cardinal  por donde sale el Sol.  La principal referencia a una deidad la hace Jacob Grimm en su obra Deutsche Mythologie  cuando dice “Ostara, Eostre, era la diosa de la luz cada vez mayor de la primavera.”

La festividad de Eostre  u Ostara  coincide con el  equinoccio de primavera, que en el hemisferio norte se celebra usualmente el 21 de marzo. El festival  marca el fin del invierno y el comienzo de la época del renacimiento, la primavera,  era celebrado con  una comida de celebración (Blot) en honor de Frigg y Freyja ; aunque muchas veces se hacía para todo el colectivo de deidades femeninas de la fertilidad, que era conocido como el Disir. Ésta es la época de plantar las semillas de flores, hierbas y vegetales; durante este tiempo, la nieve comienza a derretirse, los días son más calientes y más equilibrados. En algunas regiones, la celebración puede postergarse hasta la primera  luna llena o luna nueva después del equinoccio de primavera,  esto es cuando la  primavera comienza un poco mas tarde.

En esta época del año las celebraciones paganas y  cristianas  comparten raíces comunes con los temas de la muerte y el renacimiento. Para los cristianos, la pascua de resurrección, tiene que coincidir con el primer domingo tras la primera luna llena del equinoccio de primavera (otoño en el hemisferio sur) y la celebración también está vinculada con la muerte y el renacimiento.

Ostara o Eostre solía estar asociada en sus representaciones  a los huevos y a las liebres, símbolos de la inagotable fertilidad propia del renacimiento de la tierra tras el invierno. Pero con la primavera también  llegaba el color, traído por las flores y las hierbas tanto al campo como a los bosques, por eso se solían pintar de vistosos colores los huevos que se colocaban en el altar durante la celebración. Los famosos huevos de pascua (propios de la semana santa cristiana) podrían tener su origen en esta costumbre.

Por su parte, Winifred Hodge  ve a Eostre como a la misma diosa que se celebra en Walpurgisnacht (30 de Abril). En el folclore alemán, la diosa Walpurgis parece ser Holda o Hulde,  una diosa de origen teutónico protectora de los partos y patrona de los matrimonios asociada también al invierno, a la magia y a la brujería. Los orígenes de Holda, Hulde o Frau Holle son bastante discutidos y siempre estrechamente vinculados a  Frigg y a Freyja. Con la influencia del cristianismo y ya en la época medieval Frau Holle se convirtió en un personaje del folclore popular, una hechicera, y sus connotaciones negativas aumentaron tal y como ocurrió con muchas otras diosas paganas que no fueron adaptadas por la iglesia católica a su propio santoral.

FUENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: